Categoría: Uso del Agua de Mar

Argentino fabrica una moto que funciona con agua salada en lugar de gasolina

Su proyecto no contamina el medio ambiente ni requiere de dinero para llenar el tanque.

Mientras los precios de los combustibles no paran de subir, en Campo Santo, Salta, un hombre revoluciona el sistema del transporte: Juan Enrique Siclera armó un motor para motocicleta que funciona con agua salada.

Es gomero y confiesa que el concepto lo vio años atrás en Alemania. Desde 2002 que intenta armar una moto así, junto a su hermano. Pero cuando su hermano murió, dejó el proyecto paralizado. Lo retomó recién ahora.

En su taller, sus compañeros lo filmaron y enseguida el video se volvió viral. Se ve como quiere arrancar y el motor lo hace sin problemas.

Según comenta, recibió algo de apoyo económico del municipio de Campo Santo. Antes intentó conseguir financiamiento del Banco Nación, donde lo trataron de loco.

Conoció el método hace 16 años cuando se hizo amigo de un argentino trabajando en Alemania. “Entablamos una amistad y nos pasó algo que era novedoso para nosotros. Hicimos hace 16 años la primera celda de oxígeno y dio resultado, hoy por hoy hago la segunda celda y los changos sin querer mi filmaron y lo pusieron en Internet,” dijo.

“Es muy minucioso, cada cosita tiene que estar en su lugar, sino no funciona. Esta es la tecnología que vamos a tener unos cuantos años más. Cualquier lo puede armar, cualquiera que tenga en su cabeza idea y ganas de trabajar, pero requiere mucho tiempo, mucho pensamiento,” subrayó.

En un principio su idea no es comercializarlo, sino que fue un simple experimento que el intentó ir mejorando desde sus conocimientos.

Fuente: https://www.somosjujuy.com.ar/principal/nacionales/23987-salteno-del-futuro-fabrico-una-moto-que-funciona-con-agua-salada-en-lugar-de-nafta

Cómo reducir con Agua de Mar la huella hídrica del bioetanol

La producción de un litro de bioetanol conlleva el consumo de entre 1.390 y 9.800 litros de agua dulce, según revela un estudio de la Universidad de Nottingham (Reino Unido). Sin embargo, el mismo estudio demuestra que la combinación del agua de mar con el uso de levaduras de origen marino durante el proceso de fermentación, reduciría considerablemente la huella hídrica del bioetanol sin rebajar la rentabilidad en la producción.  

Cómo reducir con agua de mar la huella hídrica del bioetanol

Desarrollo de una biorrefinería a partir del medio marino para la producción de bioetanol utilizando agua de mar y una nueva cepa de levadura marina. Este es el título de la investigación publicada dentro de uno de los portales de la revista NatureScientific Reports, y que han desarrollado científicos de las universidades de Nottingham y Huddersfield, ambas del Reino Unido.
En dicho estudio se cuestiona de partida el consumo de agua y suelo asociado a la producción de bicocarburantes, especialmente de primera generación. En el primer caso estiman entre 1.388 y 9.812 los litros de agua dulce que se consumen por cada litro de bioetanol producido, por lo que lo consideran un producto que deja una gran huella hídrica.
Los resultados la investigación demostraron que “el agua de mar puede sustituir al agua dulce en la producción de bioetanol sin comprometer la eficiencia del proceso”, y que una levadura marina (en concreto la cepa Saccharomyces cerevisiae AZ65) es una candidata potencial para su uso en la industria de este biocarburante, “especialmente cuando se utiliza agua de mar o medios de fermentación a base de sal”.
Agua de mar del Reino Unido y levadura de Egipto
Los investigadores detectaron que la nueva cepa tenía una tolerancia osmótica (capaces de soportar concentraciones altas de azúcar) significativamente mayor que la cepa de referencia terrestre. Afirman que “este enfoque se aplicó con éxito utilizando un sustrato de fermentación industrial, melaza de caña de azúcar”.
Durante la investigación se usó agua de mar de la costa de Lincolnshire y muestras de levadura marina de varios lugares del Reino Unido, Estados Unidos y Egipto. Con posterioridad, el proceso de fermentación se llevó a cabo en los laboratorios Bioenergy and Brewing Science del campus Sutton Bonington de la Universidad de Nottingham.
Según Abdelrahman Zaky, microbiólogo de la Escuela de Biociencias de la Universidad de Nottingham y uno de los firmantes de la investigación, “el objetivo principal de la fermentación marina es introducir una fuente alternativa de agua y biomasa para la biotecnología industrial a fin de reducir la presión sobre el uso de agua dulce y tierra cultivable”.

Fuente: https://www.energias-renovables.com/biocarburantes/como-reducir-con-agua-de-mar-la-20180903

Tenerife quiere fabricar hidrógeno limpio con agua de mar para que su flota lo emplee como combustible

El Instituto Tecnológico y de Energías Renovables de Canarias (ITER) y la Agencia Insular de Energía de Tenerife son dos de los diez socios del proyecto europeo SeaFuel, iniciativa financiada por  el Programa Interreg Espacio Atlántico a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) y cuyo objetivo último es impulsar redes locales de transporte basadas en “hidrógeno producido con energías renovables y agua de mar”. 

Tenerife quiere fabricar hidrógeno limpio con agua de mar para que su flota lo emplee como combustible

Representantes de 9 de los 10 socios del proyecto SeaFuel se reunieron en Edimburgo el pasado 27 de junio para avanzar en el desarrollo de esta iniciativa, que tiene un presupuesto de 3,5 millones de euros y cuenta con un plazo de ejecución de 36 meses (el proyecto dio sus primeros pasos en enero). Según el Instituto Tecnológico y de Energías Renovables de Canarias (ITER), que es una de las entidades partícipes en SeaFuel, el objetivo de este proyecto, financiado mediante fondos Feder, es utilizar los recursos renovables del Espacio Atlántico para impulsar una flota de transporte local que funcione con hidrógeno producido con energías renovables y agua de mar.

SeaFuel –informa el ITER– se materializará mediante una planta piloto de demostración, una propuesta de marco para la implementación de políticas y un análisis de sostenibilidad de la producción, distribución y uso del hidrógeno como combustible alternativo en regiones atlánticas remotas. La idea base que anima esta iniciativa es “generar energía a partir de recursos renovables disponibles en toda el área del Atlántico, como la solar, eólica y marina”.

La reunión de Edimburgo
La Scottish Malt Whisky Society acogió la primera sesión de la reunión, el día 27. Durante la misma -informa ITER-, los socios revisaron todas las actividades del proyecto, compartieron las respectivas actualizaciones (cada socio lidera un paquete de trabajo) y, después del almuerzo, participaron en la reunión del Comité Directivo.

The New Register House fue la sede de la segunda sesión, el día 28. Según el comunicado que ha difundido ITER, la asociación escocesa de pilas de combustible de hidrógeno, Scottish Development International, Enagas y H2 Green Power, que participaron en el evento en esta segunda jornada, han declarado su interés por participar en el proyecto.

Tras las reuniones, el consorcio visitó la instalación del proyecto Hydrogen Office, ubicado en Levenmouth, donde los socios -explican desde ITER- visitaron “el novedoso sistema de energía renovable e hidrógeno similar al que se instalará en Tenerife como planta piloto para la demostración e implementación de la tecnología de hidrógeno en la isla”.

El ITER explica el proyecto
«SeaFuel hará uso de recursos renovables (eólica, solar y marina) para demostrar la viabilidad del hidrógeno como combustible en regiones aisladas, promoviendo un sistema de transporte sostenible que pueda ser adoptado por otras regiones del Atlántico. Su enfoque innovador está basado en la conexión de estaciones de combustible a instalaciones fotovoltaicas, eólicas y de aprovechamiento de la energía del mar, generando el combustible de hidrógeno en función de la disponibilidad de los recursos.

El proyecto ha elegido la isla de Tenerife como laboratorio para la instalación de una planta piloto, que tratará de demostrar la viabilidad tecnológica, social y económica de la implantación de combustibles renovables para el transporte. De esta forma -concluyen desde ITER-, se pondrá en marcha la primera hidrogenera renovable de Canarias, la cual abastecerá una flota de vehículos híbridos eléctrico-Hidrógeno enchufables destinados a labores de mantenimiento de instalaciones renovables».

El proyecto SeaFuel está co-financiado por el Programa Interreg Espacio Atlántico 2014-2020, que apoya proyectos de cooperación transnacional en 37 regiones atlánticas de cinco países: Francia, Irlanda, Portugal, España y Reino Unido, contribuyendo a los objetivos en materia de cohesión económica, social y territorial. Los socios del proyecto son: de Irlanda, la Universidad Nacional de Irlanda Galway y Comharchumann Fuinnimh Oileáin Árann Teoranta; de Reino Unido, la Universidad de Liverpool, Action Renewables, HyEnergy Consultancy Limited y Logan Energy; de España, el ITER y la Agencia Insular de Energía de Tenerife; de Portugal, la Agencia Regional de Energía de Madeira; y de Bélgica, la Asociación Europea de Hidrógeno.

Fuente: https://www.energias-renovables.com/movilidad/tenerife-quiere-fabricar-hidrogeno-limpio-con-agua-20180705