Alberto Vázquez Figueroa: “El apagón de Tenerife se hubiera evitado con mi proyecto”

Conversamos con Alberto Vázquez Figueroa, quien, desde su habitual residencia en Madrid, está al día de los acontecimientos políticos y sociales y no duda en opinar sobre todo lo que se le pregunta. La conversación con él siempre es amena, divertida e interesante.

-¿Cómo vivió el reciente apagón que se produjo en Tenerife?
“Con preocupación por las graves consecuencias que pudieron desencadenarse. Me da alegría ver el ejemplo de gran civismo que ha dado Tenerife. Me ha enorgullecido que no se haya producido ni un solo accidente, a pesar de que no funcionaban los semáforos, hay que ser muy consciente y civilizado para que con el tráfico que hay, la gente haya sido consecuente y haya circulado con precaución. En en eso felicito a la Isla de Tenerife, que es la mía”.

-¿Se pueden evitar estos incidentes?
Claro que sí. Un estudio de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Civil e Industrial de la Universidad de La Laguna de noviembre de 2011, realizado por los ingenieros Alejandro Ortega Freire y David López Pérez, concluye que si se hubiera hecho mi proyecto, no solo se produciría toda el agua que necesita Tenerife, sino que se evitarían todos los apagones eléctricos. Quien lo desee lo puede consultar en la Universidad. Ahí está la solución para que en Tenerife no vuelva a haber problemas ni de apagones eléctricos ni de agua, avalado y firmado por los máximos especialistas en la materia”.

-¿Lo ha planteado a las autoridades canarias?
“Hace un par de años, el entonces Presidente de Canarias, Fernando Clavijo, estuvo en mi casa viendo este estudio, se lo expliqué detalladamente y dijo: “Lo vamos a hacer”. Nunca me volvieron a llamar y no hicieron nada. No sé en qué se gastaron el dinero. Volverá a haber otro apagón, porque tal como está el sistema así será. Las eléctricas no miran más que para ellas”.

-¿Cómo se lograría evitar los apagones con su sistema?
“Lo bueno del sistema es que vamos almacenando agua de mar en lo alto en un depósito, en unas horas se produce electricidad y en otras desalamos agua. Y si se produce un apagón, mandamos toda el agua y se genera electricidad abajo, es un seguro. En todos los ríos y lagunas funciona así, pero como en Canarias no hay ríos, tenemos que hacerlo con agua de mar”.

-¿Ha hablado con otros responsables públicos canarios?
Ahora todo el mundo habla del autoabastecimiento de El Hierro con Gorona del Viento. Si alguien se fija en dos libros míos El agua prometida y La ordalía del veneno, ahí se explica la idea de Gorona del Viento. Fue el entonces presidente del Cabildo, Tomás Padrón, quien que me dijo: “Voy a hacer eso en El Hierro”. Y lo hizo. Pero cinco años antes de que se hiciera el Gorona del Viento, ya estaba registrado y explicado en estos libros. Cogieron la idea como si fuera suya y nunca me nombraron”.

-¿Ha contactado con el Gobierno de Canarias?
“Pues el nuevo Gobierno tampoco se ha interesado. Yo ya no tomo contacto con nadie, el que quiera algo que venga a mi casa y se lo explico encantado. Ya me he gastado mucho dinero en este proyecto. He tenido problemas con Hacienda, que me ha amargado la vida, como le pasó a César Manrique al final de su vida, cosa que posiblemente la gente no sabe”.

-¿Cómo vive el acontecer político?
“Me preocupa el crecimiento de la ultraderecha. Es vergonzoso que esté apareciendo otra vez. Ahora el único debate es la exhumación de Franco. Eso tenían que haberlo hecho ya hace 30 o 40 años. Creo que al PSOE tenían que haberlo dejado gobernar. La democracia es que gobierne el que saca la mayoría. Pienso que tanto Ciudadanos como Podemos se van a hundir en las próximas elecciones”.

-¿No ha pensado meterse en la política como otros compañeros de profesión?
“En absoluto. Cuando Albert Rivera salió, me llamó su segundo de a bordo y me dijo: “Albert quiere que seas del partido” y le dije “¿tú estás loco?”. Claro que hay casos, como Fernando Sánchez Dragó. Siempre lo he considerado un ácrata. Lo conozco desde hace muchos años, he estado en su programa y le tenía respeto. De repente abro los periódicos y lo veo cercano a Vox y que ha escrito la biografía de Santiago Abascal. ¿Pero qué biografía puede tener este hombre y quién puede hacer una biografía de este hombre? Me dejó perplejo”.

-Usted ha acusado siempre a Cristina Narbona de engañarlo ¿Qué le parece verla como presidenta del PSOE?
“No entiendo que este partido le haya dado de nuevo tanta influencia. Esta es culpable de la pérdida de 2.000 millones de euros por las 54 desaladoras que compró siendo ministra de Medio Ambiente, que no sirvieron para nada y ahí están tiradas. Todavía hay Ayuntamientos que tienen que seguir pagando todos los meses, aunque no produzcan agua, porque así se firmó el contrato. Ella arruinó con su gestión toda la agricultura de Levante. Es asqueroso y repugnante. Esta señora está bajo sospecha y su marido también por todo lo que hizo en Abengoa”.

-Son duras acusaciones…
“Cristina Narbona firmó en el BOE, el 16 junio 2006, un escrito diciendo que no se podían hacer las desaladoras de mi sistema porque se podían electrocutar las gaviotas ¿De verdad puede decir eso en un sitio donde no hay red eléctrica?”

-Usted ha planteado también que se podría evitar fácilmente la crisis de refugiados en origen.
“Hace unos días he entregado mi próximo libro, Año de fuegos, donde planteo precisamente cómo intentar resolver el problema de los inmigrantes en sus países. El modelo es Almería. Solo tiene 200 kilómetros de costa y ha alcanzado el mayor índice económico de Europa, como productores y exportadores de verduras y frutas. Y lo han logrado en menos de 30 años con el aporte de agua que han conseguido. ¿Por qué no puede hacerse en África con 11.000 kilómetros de costa? ¿A cuánta gente se puede alimentar África con la misma temperatura y el mismo mar y aplicando las mismas fórmulas? Se trata de invertir en ese continente porque es más económico que atender a estas personas que llegan a Europa. Pero también se trata de dejar de robarles allí sus riquezas como se ha estado haciendo históricamente”.

-¿Qué opina de los incendios en la Amazonía?
“Mi nuevo libro es sobre los incendios de la Amazonía. Hace ya muchos años en mi libro Anaconda, ya decía que la dictadura militar brasileña le vendió la Amazonía a cuatro empresas privadas a 1,20 dólares la hectárea. El acuerdo les permitía explotar y llevarse todo lo que querían, excepto a las personas. Una de las empresas más importantes fabrica lápices de colores en Alemania… Si los niños supieran que con esos lápices con que ellos pintan arbolitos se está quemando la Amazonía, dejarían de compralos”.

Fuente: https://diariodeavisos.elespanol.com/2019/10/alberto-vazquez-figueroa-el-apagon-de-tenerife-se-hubiera-evitado-con-mi-proyecto/

Un comentario en “Alberto Vázquez Figueroa: “El apagón de Tenerife se hubiera evitado con mi proyecto”

  1. Que razón tiene Sr Vazquez, me hago cómplice de sus pesares, de sus incomprensiones, por parte de los poderes que con decisiones impropias del mandato que les hemos dado, para que gestionen los caudales públicos de una forma justa y responsable, cosa que no han hecho, ni hacen y por lo que vemos, no lo harán. Es una canallada que estén en el lugar que están y continuan, es de locos, lo que está sucediendo no sólo en nuestro país, sino en todo el Planeta.
    No obstante no se desanime, no nos desanimemos, somos muchos que compartimos sus ideales, el tiempo pone en su sitio a todos los mortales.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s