Mes: septiembre 2014

Físicos rusos buscan reproducir la Torre Tesla para suministrar energía al mundo

Un equipo de RT habló con los dos físicos rusos que buscan reproducir la legendaria Torre Wardenclyffe, creada a inicios del siglo XX por el gran Nikola Tesla, para generar energía limpia y que permitiría transmitirla de forma inalámbrica.

“No hay emoción más intensa para un inventor que ver una de sus creaciones funcionando”, esta es una de las frases más conocidas del físico Nikola Tesla (1856-1943); para algunos, el mayor inventor de la historia de la humanidad. Y aunque este físico realizó esta afirmación tras ver consumados muchos de sus proyectos, quizás el más importante de ellos no corrió la misma suerte.

La Torre Wardenclyffe, también conocida como la Torre Tesla, se construyó cerca de la isla de Manhattan (EE.UU.) a inicios de 1900 pero no se completó por razones desconocidas hasta ahora, aunque se alega que su cierre fue por problemas financieros. Según teorías de Tesla, este proyecto podría ser el sistema más efectivo en el mundo para la producción y transmisión de electricidad.

Ahora los físicos rusos Leonid y Serguéi Plejánov proponen ejecutar este proyecto, utilizando materiales y tecnología contemporánea.

“Imagina que puedes poner paneles solares en una extensión de 100.000 kilómetros en el Sahara, y construyes una torre de alto voltaje industrial de transmisión allí. Eso será suficiente para abastecer de energía a todo el mundo. Ya puedes olvidarte de estaciones de gas, estaciones de carbón, plantas nucleares, etc.”, comentaron a RT los hermanos Plejánov.

Ya puedes olvidarte de estaciones de gas, estaciones de carbón, plantas nucleares, etc.

Serguéi y Leonid desean desarrollar un laboratorio experimental para mostrar que el proyecto de Tesla es posible. Pero para el prototipo a escala necesitan 800.000 dólares. Dada la magnitud de la cifra, han lanzado una campaña de ‘crowdfunding’ (financiación colectiva) a través de Internet para recaudar el dinero.

En Rusia, los experimentos o prácticas relacionadas a la energía no son de solo de ahora. Ya en la década de 1980, el Estado Soviético construyó una torre para canalizar rayos eléctricos generados en las tormentas, y así poder analizar su impacto.

Los hermanos Plejánov comenzaron los estudios de los documentos y patentes de Tesla hace unos cinco años. Para defender las ventajas del proyecto, aseguran que las fuentes de energía verde suelen tener sus generadores muy alejados de los centros de consumo y esto implica un gran costo para transportarla, mientras que su proyecto no precisa de ese gasto.

Según los físicos rusos, “los desiertos del planeta reciben del Sol en 6 horas la misma energía que necesita el mundo durante un año”.

De los 800.000 dólares necesarios para realizar el proyecto, al momento solo han recaudado cerca de 50.000. Sin embargo, los hermanos Plejánov consideran que si logran transformar en realidad el mito que envuelve la Torre Tesla, no solo habrán devuelto la credibilidad a su creador, sino que también le habrán mostrado al mundo, una forma revolucionaria de administrar la energía eléctrica.

Según los autores del proyecto, la versión moderna de Wardenclyffe, también conocida como ‘transmisor planetario’, permitirá “transmitir la energía a través de la Tierra a cualquier distancia en el planeta”, lo cual ayudará a resolver muchos problemas tecnológicos.

Fuente: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/140847-rusia-fisica-energia-limpia-tecnologia-tesla?utm_source=browser&utm_medium=aplication_chrome&utm_campaign=chrome

Los techos verdes son obligatorios ahora en Copenhague

Techosverdes

Copenhague, la ciudad más grande de Dinamarca, se ha caracterizado siempre por ser pionera en temas medioambientales y eco-sustentables. Reconocidos por su fuerte inclinación hacia el transporte en dos ruedas, hoy nos sorprenden nuevamente con una ley que obliga a los propietarios de nuevas azoteas a tener algún tipo de vegetación en ellas.

Las metas que se pretenden conseguir con esta primera ley es mejorar el hábitat y ahorrar el consumo de energía. También existen planes para cubrir de vegetación las viejas azoteas de la cuidad con el fin de llegar a ser carbono neutral al 2025.

Copenhague es la segunda ciudad en el mundo con una legislación sobre las azoteas verdes, anteriormente la cuidad de Toronto en Canadá implementó una ley similar que como resultado ha generado 1,2 millones de metros cuadrados verdes en desarrollos comerciales, institucionales y residenciales de varias unidades. También ha generado un ahorro energético anual de más de 1,5 millones de kWh para los propietarios de dichos edificios.

Beneficios

Los techos verdes son notables, ya que absorben hasta el 80% de la lluvia, ayudando a reducir los problemas de inundación producidos por las tormentas; reducen las temperaturas urbanas (es el efecto “isla de calor”), además, protegen la edificación de los rayos UV y los cambios bruscos de temperatura, aumentando al doble la vida útil que tendría un techo sin protección. Finalmente, las azoteas verdes sirven para cultivar frutas, verduras y flores.

Copenhage hoy

En la actualidad Copenhague posee alrededor de 20.000 metros cuadrados con azoteas donde es posible implementar esta idea. Existen al menos 30 edificios con techos verdes y se prevé que la nueva ley incrementará anualmente 5.000 metros cuadrados de techos verdes correspondientes a nuevas construcciones.

En Suiza, por ejemplo es obligatorio cubiertas verdes en todos los edificios nuevos.

Fuente: http://www.ecohabitar.org/los-techos-veredes-son-obligatorios-ahora-en-copenhague/