Mes: marzo 2014

Científicos logran levitar objetos usando sonidos

Un equipo de investigadores en Suiza han desarrollado una forma de levitar y transportar objetos pequeños usando nada más que el sonido. Usando ondas de ultrasonido – es decir, las ondas de sonido cuya frecuencia es demasiado alta para que los humanos oyen – científicos del Instituto Federal Suizo de Tecnología en Zurich han hecho que las gotas de agua, cristales de café instantáneo, copos de espuma de poliestireno, y un palillo de dientes, entre otros objetos, cuelga en el aire, mueva a lo largo de un plano, e interactuar con los demás.
Es la primera vez que los científicos han sido capaces de utilizar el sonido al mismo tiempo levitar varios objetos uno al lado del otro y se mueven a su alrededor. La investigación publicada en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias describe cómo los objetos se colocan entre dos superficies horizontales, el que las ondas de sonido de alta frecuencia que emiten fondo y la parte superior de uno que refleja las ondas de nuevo, puede levitar y manipular.

Como cualquier persona con un subwoofer, las ondas sonoras ejercen presión. Cuando se hacen rebotar las ondas entre las superficies cuidadosamente alineadas, pueden crear lo que se conoce como una onda estacionaria, en el que la presión total de la onda original y su reflejo anulan entre sí. Los objetos colocados en lugares a lo largo de la onda con la amplitud más baja, conocida como puntos nodales, tienden a quedarse.

En el pasado, los científicos han sido capaces de levitar acústicamente trozos de espuma de poliestireno e incluso pequeños insectos y peces. Pero hasta ahora, nadie ha descubierto la manera de conseguir los objetos acústicamente levitan a hacer otra cosa que pasar el rato allí nada, a pesar de que moverlos hace tiempo se sabe que es teóricamente posible. “En teoría no hay diferencia entre la teoría y la práctica”, dice el ingeniero Daniele Foresti, autor principal del estudio, en una entrevista telefónica.

Un científico mexicano patenta en Rusia una batería con carga infinita

Un científico mexicano ha elaborado una batería ‘infinita’ capaz de generar electricidad a partir del agua y la melanina y ha conseguido patentarla en Rusia.

Arturo Solís Herrera, científico mexicano, empezó sus experimentos con la investigación de una molécula que existe en la piel, el cabello y el recubrimiento de la retina humana, informan medios locales.

Descubrió que esta molécula, la melanina, que se puede producir artificialmente, rompe la molécula del agua, separando el oxígeno y el hidrógeno, extrayendo de este modo energía. Además, probó que esta molécula puede unir el hidrógeno y el oxígeno, para que nuevamente se constituyan como agua, liberando una nueva carga de energía. De este modo el ciclo se puede repetir una cantidad incalculable de ocasiones, rompiendo y uniendo la molécula en un proceso que libera energía.

Solís Herrera ha llamado a su descubrimiento Bat-Gen, porque funciona al mismo tiempo como una batería recargable y como un generador continuo de energía.

El científico pasó cuatro años buscando una patente y la recibió finalmente del Gobierno ruso. Esta patente reconoce la existencia de la ‘fotosíntesis humana’. Solís Herrera añade que el documento otorgado certifica que el descubrimiento fue hecho en México.

Fuente: http://actualidad.rt.com/ciencias/view/122773-pila-infinitiva-melanina-fotosintes-mexico

Quant, el coche que podría funcionar con agua de mar

 

Los vehículos eléctricos están tomando día a día más relevancia gracias en parte a los modelos de lujo de compañías como Tesla Motors, pero aún están limitados en sus capacidades debido al tipo de baterías utilizadas. La compañía nanoFlowCell apunta a este mercado y cree estar en vías de solucionar el problema gracias a un nuevo tipo de batería. Lo ha presentado en el Salón de Ginebra sobre un impresionante prototipo denominado Quant e-Sportlimousine.

El e-Sportlimousine es un coche eléctrico que no está a la venta, sino que va a servir de laboratorio rodante de las llamadas baterías de flujo (o Flow Cell). Se trata, en concreto de una combinación de una pila de combustible y una batería electroquímica. Se empezó a desarrollar en la década de 1970 y en 1976 fue patentada por la NASA para mejorar el almacenamiento de energía en vuelos espaciales.

Existen varios tipos de funcionamiento para esta tecnología, pero la utilizada para este vehículo se basa en la reacción de óxido-reducción clásica (redox). ¿Y esta como se produce? Para resumir de forma simple, el coche cuenta con dos depósitos con sales metálicas (de ahí la relación con el mar) que contienen electrolitos ionizados. Los dos depósitos están separados por una membrana semipermeable que permite el intercambio de protones de un depósito a otro y en este intercambio es cuando se produce la energía eléctrica que luego mueve el coche.

Frente a otras alternativas como las baterías de ion-litio que usan los coches eléctricos actuales, esta tecnología tiene varias ventajas. Por ejemplo, la degradación que hace que con el tiempo los acumuladores tengan pérdidas por descarga aquí se ve muy reducida y tampoco merman su rendimiento con el frio.

Más allá de esta tecnología, el Quant e-Sportlimousine fue diseñado para ser visualmente imponente. Sus dimensiones son de 5,25 metros de largo y 2,2 de ancho, el coche está equipado con puertas “alas de gaviota”, un interior configurado para cuatro ocupantes con asientos independientes y un panel de instrumentos totalmente digital con acabado en madera.

En cuanto a las características técnicas, el coche acelera de o a 100 km/h en 2,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 380 km/h con un peso de 2.300 kg. Tiene cuatro motores eléctricos, uno por cada rueda, y cada uno de ellos otorga una potencia máxima de 231,2 caballos para llegar a acumular un total de 925 caballos de potencia. La autonomía tiene un rango estimado de 400 a 600 km.

El fabricante tiene previsto fabricar al menos cuatro vehículos para las pruebas de este año y continuar mejorando el rendimiento de la batería, que tiene una estimación de homologación para su uso en vía pública para el año 2015.

Fuente: http://www.elmundo.es/motor/2014/03/07/5319a231ca4741426d8b4575.html