Al desarrollo sostenible se llega en bicicletas de bambú

KUMASI, Ghana, ago (IPS) – La fabricación de cuadros de bicicleta con bambú podría ser clave para el desarrollo sostenible en Ghana, país con una creciente congestión vehicular.

Así opina Bernice Dapaah, directora ejecutiva de la iniciativa Bicicletas de Bambú, que capacita a jóvenes ghaneses para construir, reparar y comercializar bicicletas con cuadros hechos con cañas de esa planta.

“Estamos empoderando a mujeres, niños y jóvenes, y el proyecto reduce las emisiones de carbono y contribuye a la descongestión del tráfico, lo que sirve también para combatir el cambio climático”, dijo a IPS.

Bicicletas de Bambú recibe el apoyo de Ibrahim Djan Nyampong, propietario de la empresa Africa Items Co. Ltd., en Accra, y los cuadros son vendidos en el exterior a 350 dólares cada uno.

Cuesta unos 200 dólares fabricarlos, y Nyampong, también asesor técnico de la iniciativa, paga a los jóvenes aprendices por su trabajo 30 dólares extra por cada cuadro.

Nyampong destacó algunas de las ventajas de los cuadros de bambú respecto de sus pares de metal o de fibra de carbono.

“Duran más que el cuadro de metal”, aseguró. “Una bicicleta de bambú no se rompe, es muy duradera”.

Señaló que una prueba de control en Alemania demostró que los cuadros de bambú podían ser 10 veces más livianos que los de metal y que tenían más resistencia al peso.

El bambú es fibroso, y por tanto resistente a los golpes. Naturalmente amortigua las vibraciones, por lo cual los cuadros no necesitan resortes de acero ni de titanio.

“El bambú también ha sido tratado contra el resquebrajamiento y las termitas, así que es muy fuerte”, subrayó Nyampong.

Añadió que el bambú era sometido a un tratamiento de entre tres y seis meses antes de ser destinado a la fabricación de cuadros. Luego, se los recubre con laca para protegerlos de la lluvia y de otro tipo de daños.

Esto los hace idóneos para el mercado internacional, y la compañía austriaca BambooRide ya comenzó a importarlos para venderlos en Europa.

“Comenzamos a colaborar con (Nyampong) en la fabricación de cuadros, porque son buenos pero tenían que cumplir con ciertos estándares europeos”, dijo Matthias Schmidt, gerente de ventas de BambooRide.

“Es como una sociedad, una transferencia de conocimientos en ambas direcciones”, dijo a IPS.

Ahora la compañía austriaca importa más de 10 cuadros por mes, y Schmidt señaló que trabaja para expandir la iniciativa.

“Su capacidad es limitada… y en caso de precisar más cuadros, necesitaremos otras fuentes. Por tanto, estamos apoyando los esfuerzos de Dapaah para mejorar el equipamiento y la tecnología”, indicó.

Asegurando la sostenibilidad ambiental

El empleo de bambú en lugar de metal para fabricar cuadros de bicicletas también tiene ventajas para el ambiente.

Según Dapaah, la disponibilidad del bambú como material local no solo permite a los fabricantes evitar altos costos de importación, sino también reducir las emisiones de carbono generadas por el transporte de los insumos.

Además, el bambú es orgánico, reciclable y, a diferencia del metal, no requiere de altos niveles de energía durante la extracción y fabricación.

“Las bicicletas de bambú respetan el ambiente, y además sirven para luchar contra el cambio climático”, dijo Dapaah.

Añadió que la iniciativa también se comprometía con la sostenibilidad ambiental trabajando con productores de bambú en comunidades rurales, creando nuevos cultivos y preservando los ya existentes.

“Si cortamos un bambú, nos aseguramos de plantar por lo menos tres o cinco más”, afirmó.

Además, la fabricación de cuadros de bicicleta promueve una alternativa de transporte en un país cada vez más dependiente de vehículos en base a combustibles fósiles.

El director regional de la Agencia de Protección Ambiental de Ghana, Isaac Osei, subrayó que esto es muy importante. “El tránsito en el país está creciendo, y esto va asociado con temas ambientales”, dijo a IPS.

Hay 30 vehículos a motor por cada 1.000 personas en Ghana, y la Autoridad de Concesión de Licencias a Vehículos y Conductores registra cientos más cada día.

La información sugiere que la adquisición de vehículos seguirá creciendo, pues el país registra un aumento sin precedentes de su producto interno bruto (PIB) por habitante, 402,3 dólares en 2011, el mayor de África occidental.

Osei alertó sobre los impactos del creciente uso de vehículos a combustibles fósiles, incluyendo la emisión de dióxido de carbono y la contaminación con partículas de polvo.

“Creo que educar a la gente para que use bicicletas en vez de vehículos es bueno para el país y para el mundo entero”, dijo.

Además, al capacitar y dar trabajo a jóvenes, la iniciativa colabora en la reducción del desempleo y, en consecuencia, de la pobreza rural.

“Hasta ahora hemos capacitado a 10 jóvenes”, dijo Nyampong. “Pueden fabricar bicicletas, pero aún no de nivel, así que los seguimos capacitando”.

Además, la iniciativa ayudará a los jóvenes a que luego instalen sus propios talleres y comiencen a capacitar a otros.

En 2009, Bicicletas de Bambú ganó el premio de la Iniciativa Global Clinton, y en 2010 el premio de la Iniciativa SEED, del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

También ganó atención internacional en junio, cuando recibió el Premio Mundial de Negocios y Desarrollo en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible (Río+20), realizada en Río de Janeiro.

fuente: http://www.ipsnoticias.net/nota.asp?idnews=101438

Palestinos diseñan coche solar para no comprar gasolina a Israel

La necesidad es la madre de la invención, y para los palestinos que viven en Cisjordania, tratando de romper su dependencia energética de Israel ha dado lugar a un nuevo vehículo alimentado por energía solar. El cuatro plazas está cubierto de paneles solares para convertir los rayos del sol en energía para alimentar un pequeño motor eléctrico que empuja el vehículo a 20 Kph durante aproximadamente 10 horas. Y si el sol no brilla, puede ser conectado a la pared, y recargar la batería de la red. Se parece un poco a un carrito de golf de gran tamaño y su desarrollo costó aprox 5.000 dólares.
Este coche fue el primer paso, y ahora se trabaja en otros dos proyectos comerciales. Un mayor uso de la energía solar podría ayudar a la gente a escapar de la escalada de precios de la energía. Israel tiene el control sobre el suministro de combustible a la población palestina, y de acuerdo con los acuerdos de Oslo, la Autoridad Palestina tiene la obligación de no vender la gasolina que consume menos del 15 por ciento del precio de mercado de Israel, informa el The Electronic Intifada, demostrando que estos monopolios de suministro son una forma de poder. Ellos ofrecen formas fáciles para ejercer presión política sobre la Autoridad Palestina y los palestinos deben hacer y cumplir con los intereses de Israel. Los palestinos también son muy dependientes de la energía eléctrica suministrada por Israel. Una central eléctrica en Gaza ofrece un 40 por ciento de la electricidad de la Franja, y el resto tiene que ser comprado en Israel. Algunas pequeñas cantidades también se venden por Egipto y Jordania.

Fuente: http://mamvas.blogspot.com.ar/2012/08/palestinos-disenan-coche-solar-para-no.html

Construye tu propio energizador de Bedini (cargador de baterías)

En el siguiente video muestro la construcción de un energizador de Bedini, el que tiene sólo una bobina (monopolo). El inventor, John Bedini, descubrió hace años que era posible cargar una o más baterías a partir de otra ya cargada, de forma indefenida. Las baterías son de ácido y plomo, como las de los coches. En el prototipo que he creado la rueda la he hecho de forma artesanal, de madera, pero debido al gran peso y a que el rodamiento no es bueno no llegó a funcionar de forma óptima. Actualmente estoy cambiando el rodamiento para quitar rozamiento al giro de la rueda. Seguiré informando sobre mejoras, pero puedo decir con las pruebas que hecho hasta ahora, como aparece en el video, que el sistema consigue energía de algún sitio (punto cero, vacío, éter,…) para cargar la batería, dado que la batería de alimentación no pierde energía y la de carga llega a tener 6 voltios, como digo sin llegar a funcionar a pleno rendimiento (la rueda se acaba parando por el peso y el rozamiento).

Después del video, anexo las páginas de un artículo que se publicó en una entrevista sobre Bedini y cómo había enseñado a hacer su energizador a una niña de 10 años. Por su puesto, la niña sacó la mejor nota de la clase, ya que el aparato estuvo funcionando sin parar durante varios días sin cambiar las baterías. El propio Bedini, en la entrevista también cuenta cómo le visitaron un par de personas, tipo gangsters, que empujándole contra la pared le dijeron que esperaban de él que siguiera usando la gasolina, con una actitud claramente amenazadora.

Os animo a que leáis más sobre él, y si estáis dudando en si construir uno o no os comento que Bedini autoriza a quien quiera a construirse uno para uso propio, pero no para comercializarlo. Toda la información de cómo construirse uno la tenéis en http://peswiki.com/energy/Directory:Bedini_SG , que es de donde he sacado la mayor parte de la información para construir los dos que aparecen en el video.

Un abrazo.

Mr D.

Fuente: http://mrdmister.com/2012/08/23/construye-tu-propio-energizador-de-bedini-cargador-de-baterias/

Inventor inventa una Máquina que Hace Agua del Aire

Terry LeBleu de Granite Shoals, Texas, es una de las pocas personas que honestamente se puede decir que el no está preocupado por las restricciones de agua en estos tiempos de sequía, y eso es porque él tiene, una máquina que hace agua del aire.

El concepto de LeBleu de la máquina de hacer agua es bastante simple – el generador principal aspira aire cargado de humedad, se condensa, y luego expulsa el aire purificado y capta el agua que se filtra y listo para beber. “Esto hace que sea agua pura”, dice LeBleu. “El agua nunca toca el suelo. Queda terminantemente directamente del aire. Tenemos océanos de agua en el aire, en el cielo. Todo lo que tienes que hacer es sacarlo y se condensan hacia abajo. “La invención ingeniosa está ahora en el mercado, y los locales ya la están utilizando para vencer a la grave sequía.

Todo lo que tienes que hacer es conectar la máquina en una toma eléctrica que se hará cargo del resto. Según su inventor, la máquina puede producir entre 5 a 7 galones de agua potable al día, a sólo 4 centavos de costo de la electricidad por galón. Es mejor que comprar agua embotellada en el supermercado, y dice que sus muestras de agua cumplne con los estándares establecidos por la Agencia de Protección Ambiental, la Asociación de Químicos Analíticos, American Public Health Association, American Water Works Association y la Federación del Control de la Contaminación del Agua . No contiene metales como el zinc y el cobre, ni las bacterias coliformes, y Terry dice que la compañía que analiza el agua la comparó con agua destilada esterilizada.

Convierten plantas acuáticas en combustible renovable

Una innovadora tecnología puesta en marcha por una empresa de Chile convertirá las plantas acuáticas que colorean de verde algunas lagunas, ríos y barrizales en combustible renovable y en alimento para cerdos, aves y peces. Ante la caída de las reservas de combustibles fósiles debido al aumento de la demanda por parte de potencias emergentes como China, India y algunos países de latinoamérica, la exploración de fórmulas alternativas para obtener crudo ha captado la atención del sector de las energías renovables.

Este es el caso de Petroalgae que, tras estudiar las propiedades de un elemento tan común como las pequeñas plantas que crecen en las aguas estancadas de las lagunas o los ríos, concluyó que, al deshidratar estas partículas, se puede obtener crudo refinado y al tiempo proteínas para el consumo animal. El vicepresidente de Petroalgae en Latinoamérica, Jorge Abukhalil, explicó que la peculiaridad de este sistema reside en que, a diferencia de otras tecnologías mucho más sofisticadas, el cultivo de estos microorganismos tiene un coste económico reducido. “No necesitamos una especie de alga que crezca en un hábitat determinado. Tan sólo buscar un terreno donde situar las piscinas biorreactivas para reproducir masivamente los microorganismos y una máquina que deshidrate las plantas acuáticas”, asegura el responsable de esta multinacional, que ya ha implantado este sistema en países como Tailandia, Surinam y Ecuador.

Y es que tal y como explica Abukhalil, el sistema de reproducción de estás plantas es bien simple: se recogen muestras en cualquier laguna o río, se trasladan a una piscina biorreactora llena de agua y se espera que, en un periodo de entre 24 y 48 horas, se reproduzcan. “Una vez la piscina está llena de microorganismos verdes ya se puede extraer el producto e iniciar el proceso de deshidratación a partir del cual se puede obtener la proteína que puede servir para el consumo animal o bien para crear crudo renovable”, puntualiza. Además, estos microorganismos son capaces de consumir entre 100 y 120 toneladas de dióxido de carbono por hectárea cultivada, por lo que, según el responsable de la empresa, se trata de un sistema de producción “medioambientalmente sostenible”.

Fuente: tuplanetazul.blogspot.com