Orgasmos en el cielo: Wilhelm Reich y el “cañón rompenubes”

cloudbuster.jpgLa historia de cómo este prestigioso psicólogo vienés, discípulo y protegido de Sigmund Freud llegó a dominar el clima y a desencadenar a voluntad las tormentas y las lluvias es uno de los hitos más fascinantes del desaforado siglo XX. Merece que le dediquemos unas líneas a esta gesta y a su genial autor: Wilhelm Reich.

Reich llegó a la cima de su reconocimiento como psicólogo en 1926 con la publicación de un libro revolucionario: “La función del orgasmo”. En él venía a concluir que la energía desplegada durante un buen polvo equilibraba las funciones del organismo, dando paso a un individuo sano.
Pronto comprendió que esta energía, muy evidente durante la descarga orgásmica, se encontraba en realidad diseminada en todo el espectro de la creación, como una especie de halo vital, una energía que “precede a la materia y la genera”, justamente lo contrario que la energía atómica (que parte de la destrucción de la materia). Consiguió aislarla y definirla en su mínima unidad: el Orgón, y a partir de ella creó una nueva ciencia, la orgonomía. Aquí comienza su historia de genio incomprendido: sus teorías sexuales le valieron la expulsión de varios países de Europa por inmoral y agitador, de la Asociación Psicoanalítica por comunista y del partido comunista por freudiano.

Así las cosas, recala en los Estados Unidos y acaba desarrollando su creación más celebrada, que lo colocaría a la altura de un Einstein: el “acumulador de orgón” y su aplicación más espectacular: el Cloud-Buster o cañón rompenubes, con el que demostraría que los cielos tienen sexo.

Partiendo de su idea de que la energía sexual y la energía cósmica son dos manifestaciones de una misma cosa, llegó a la conclusión de que si un buen orgasmo era capaz de regular el buen funcionamiento del cuerpo humano, la potencia orgiástica de la capa atmosférica que recubre la tierra podía ser redistribuida para modificar el clima allí donde fuese necesario. El instrumento diseñado para tal empresa fue el Cloud-Buster, un cañón compuesto por un haz de tubos de un mínimo de cuatro metros de longitud que, apuntados convenientemente hacia un sector del firmamento no disparaba nada. Porque el cañón de Reich no disparaba. Absorbía. Con sus tubos huecos dirigidos hacia el centro de una nube de vapor de agua, Reich calculaba que el exceso de “energía orgónica” concentrada sería aspirado y reconducido a través del artefacto hacia el fondo de algún lago cercano.

Así, en 1953, en unos terrenos de su propiedad, Reich apuntó con su cañón al centro de una nube y esperó. Al tiempo la nube comenzó a disgregarse: ¡¡el experimento había sido un éxito!!. Reich pensó, con buena lógica, que si el Cloud-Buster tenía el poder de disolver una nube, también podría llegar a formarla. Todo consistía en apuntar esta vez a la periferia de la nube, a una zona donde el cielo estuviera despejado. Así lo hizo y esperó. Esperó, y entonces… ¡¡una pequeña nube comenzó a formarse ante sus ojos!! Reich habrá sonreído bajo la lluvia desatada: había triunfado.
Intentó entonces el “más difícil todavía”. ¿Qué pasaría si el cielo estuviera totalmente limpio, sin rastro de tormenta? ¿sería capaz el Cloud-Buster de formar una nube en esas condiciones? Dirigió otra vez los tubos al cielo un soleadísimo día de primavera y esperó, otra vez esperó, y esperó más tiempo. Y en un determinado momento, una nubecilla algodonosa apareció en el firmamento, despejando toda duda: el Cloud-Buster funcionaba, sólo le requería más tiempo reagrupar los excedentes de “energía orgónica” traídos desde tan lejos.

Las autoridades americanas, puestas en aviso sobre las actividades del genio, lo llevaron ante los tribunales. La excusa: lo acusaron de vender acumuladores de orgón, “simples cajas vacías”, según los jueces. Siguiendo órdenes estatales, sus publicaciones fueron quemadas en acto público, y Wilhelm Reich murió en la cárcel en 1957.

Un inexplicable manto de olvido recae hoy sobre la obra de Reich, el padre del orgasmo cósmico. Él llevó la idea de la libertad sexual hasta sus últimas consecuencias, y eso le valió persecuciones y desprestigio. Él fue el primer hombre de ciencia en reivindicar el sexo como fuente de salud y de placer, y de paso provocar la lluvia en zonas de sequía. ¿Por qué el mundo desprecia a sus prohombres?

Fuente: http://lacajanegra.blogia.com/temas/orgasmos-en-el-cielo-wilhelm-reich-y-el-canon-rompenubes-.php

SISTEMA INTEGRADO DE ENERGIA DE ALBERTO VÁZQUEZ FIGUEROA

Grafico 1

Desde que hace ciento veintisiete años se iluminara por primera vez una ciudad, el mundo ha progresado en casi todos los campos de la tecnología menos en el de la energía eléctrica.

Si Edison resucitara apenas notaria cambios; en determinados casos la energía nuclear constituye una nueva fuente de alimentación, pero incluso la mayor parte de las bombillas que se utilizan son fruto de su ingenio.

Semejante incapacidad de progreso en más de un siglo obliga a buscar nuevos caminos más acordes en unos tiempos de crisis energética y económica.

Debido a ello el llamado Sistema Integral VF se basa en las patentes 950075 /07-04-95 y 9502446/ 12-12-95 y su principal objetivo se centra en equilibrar la curva de consumo energético disminuyendo sus costes, al tiempo que se desala agua de mar.

Para conseguirlo la única condición imprescindible se limita a disponer de una montaña cercana al mar, algo muy común en nuestra geografía.

El primer paso consiste en elevar agua de mar a una serie de balsas intercomunicadas entre si, que ejercen las funciones de regulación, reserva o pre-tratamiento. (ver diseño)

Simultáneamente el agua se deja caer con objeto de que accione las turbinas (preferentemente pelton) que generen la energía eléctrica que se envía a la red.

En apariencia significa un trabajo inútil, pero no es así; de ese modo la curva de consumo diario no se equilibra como hasta ahora por el costoso sistema de aumentar o disminuir grupos de producción, sino a base de regular el caudal hidráulico abriendo o cerrando una “llave de paso” según las necesidades de cada instante.

Ello evita a “La Red” la obligación de programar a diario las expectativas de demanda, así como la necesidad de mantener una de “Reserva contra Imprevistos”. La energía hidráulica es la única que siempre esta disponible de forma inmediata.

Los fines de semana, cuando el consumo energético disminuye de forma notable, se reabastecen las balsas de reserva disponiéndolas para cinco días de consumo normal y como su capacidad está calculada para que sobrepase cualquier posible demanda diaria, las motores funcionan siempre en un régimen continuo lo que aumenta su eficacia.

Los gases de escape que producen por perdida de rendimiento (que en los casos de motores alimentados con gasoil puede alcanzar temperaturas increíblemente altas) calientan una corriente de aire que asciende por una chimenea interior generando una gran cantidad de energía a causa del llamado “Efecto Convección”.

Si la chimenea es lo suficientemente alta se consigue que las pérdidas de un motor se conviertan en ganancias, obteniendo un rendimiento que en ocasiones supera el ciento veinte por cien, algo impensable en cualquier otra circunstancia.

Cuando la balsa “de pre tratamiento” se encuentran a más de quinientos metros de altura se puede desalar agua por el sistema de “Osmosis Inversa por Presión Natural”, ya que cada diez metros de columna de agua equivale a una atmósfera de presión.

La mitad se convierte en potable mientras la otra mitad se trasforma en salmuera que al mezclarse con la gran masa de agua proveniente de las turbinas pierde su salinidad por lo que regresa al mar sin afectar ni a la flora ni a la fauna.

En determinados casos se pueden utilizar molinos de viento que contribuyan de forma directa a subir agua a las balsas transformando la inestable energía eólica en energía hidráulica controlada.

Diversificar los puntos de producción constituye un notable ahorro ya que disminuye de forma drástica las pérdidas de energía (en ocasiones hasta del cuarenta por ciento) motivadas por la necesidad de enviarla a grandes distancias desde los centros de producción.

Esa descentralización impide que pueda producirse un colapso general de la red tal como se ha producido en algunas ocasiones.

Resulta absurdo que en pleno siglo veintiuno las redes eléctricas tengan que recurrir a un ejército de especialistas y casi “adivinos” con el fin de predecir cual será la demanda energética de los próximos días a base de saber si va a hacer o no calor, la intensidad lumínica o si se retransmitirá un determinado partido de fútbol, cuando les bastaría con contar con una reserva de agua en altura lo suficiente amplia como para atender de forma instantánea a cualquier imprevisto.

En definitiva, el espíritu del Sistema Integral VF se inscribe en el marco de un óptimo aprovechamiento de los recursos que tanto la tecnología como la naturaleza ponen a nuestro alcance.

Casa segundo un niño muere por culpa de la carencia de agua.

Ultima pagina del Informe de la Universidad de Madrid sobre como el Sistema Integrado VF equilibra la curva eléctrica en Canarias.

Gráfico 2

Fuente: http://www.vazquezfigueroa.es/sistema-integrado-de-energia/

La máquina de energía libre de Honorio

Ante todo saludos. Ya que has solicitado la lectura de este mensaje, léelo hasta el final; te aseguro que te interesara. Los grandes inventos no siempre llegan al gran público, y no pocas veces transcurre largo tiempo hasta que por fin son aceptados por la ciencia oficial o los estamentos de poder. Sobre todo si el nuevo descubrimiento rompe los esquemas sagrados de la ciencia o pone en peligro el sistema económico e industrial que hasta la fecha se había tenido como único.

Los que de vez en cuando saltan a la opinión pública con algún invento revolucionario suelen ser científicos solitarios y a veces -las menos- hombres corrientes sin preparación específica, pero nacidos, no sabemos por qué misterio de la Naturaleza, con la chispa de la genialidad.

Las grabadoras, tan utilizadas hoy en día, fueron inventadas muchos años antes de su comercialización; sin embargo, cuando se presentó el proyecto a los científicos de turno, su pronunciamiento fue contundente: no se podía ir contra el tiempo y, por tanto, oír hoy lo pronunciado ayer era imposible.

Lo mismo le pasó a Edison con la lámpara incandescente. Los sabios de la reina Victoria alegaron que su invento iba en contra de la voluntad divina, pues si Dios hubiese querido que las noches estuvieran iluminadas, ya lo habría dispuesto así.

Podrían llenarse páginas con ejemplos como estos. Hay ocasiones en las que se realizan importantes descubrimientos que, si bien son comprendidos por las instituciones científicas, no son aceptados y llevados a la práctica, debido a que ponen en peligro ciertos intereses económicos y algunas creencias científicas que se habían tenido hasta el momento como axiomas. En estos casos, los autores del descubrimiento suelen ser callados de varias maneras hasta conseguir que su invento quede archivado por años, cuando no destruído. Si estas medidas no prosperan, el científico se ve sometido a todo tipo de presiones morales y físicas hasta acabar totalmente desprestigiado, condenado de por vida a una persecución implacable por parte de los estamentos de poder.

Cuando, a pesar de todo, uno de estos inventos revolucionarios consigue salir a flote y se lleva a la práctica, no es por mucho tiempo; enseguida, la “mano negra” e invisible, partidaria de que nada cambie si sus intereses se ven amenazados, hace inviable el proyecto.


Honorio Pérez Picasso es un hombre sencillo y rudo. No tiene estudios y casi presume de ello, aunque desde niño sintió una atracción especial por la electrónica. Ya adulto, decidió hacer un curso por correspondencia sobre esta materia y fue a partir de entonces cuando su semilla de genio empezó a germinar y a dibujarse en su cabeza las ideas de lo que puede ser el invento más revolucionario del siglo XX: obtener electricidad de la atmósfera. Algo más que un sueño, porque, después de muchos intentos, Honorio ha conseguido fabricar una central que “recoge las partículas eléctricas existentes en la atmósfera“.

Llegamos a visitarlo una mañana, casi rayando el mediodía. Menudo, soriente y parlanchín, tocado con una gorra de visera que jamás abandona, nos esperaba delante de su casa, allá por el Levante español, con dos de sus ayudantes a quienes está enseñando el nuevo y revolucionario sistema para la obtención de energía. “Vamos a ver el invento”, dijo sonriente y entramos en una especie de garaje que el llama su laboratorio, donde nos mostró una de las centrales de su creación. Era una caja de 60x30x30 centímetros con una serie de botones y amperímetros en la parte delantera. Por detrás podía verse su interior abarrotado de cables, condensadores, lámparas de radio y televisión, resistencias y otras piezas electrónicas, algunas de ellas de segunda mano.

El artefacto estaba colocado encima de una plataforma de madera, completamente aislada del suelo, provista de cuatro ruedas de goma para poder desplazarla con facilidad. Al principio estas cajas milagrosas eran aparatos mas rudimentarios, provistos de una pila de nueve voltios y de dos antenas que formaban parte fundamental del invento, ya que, según Honorio, una captaba las ondas del medio ambiente y la otra aprovechaba el magnetismo terrestre: “Se trata de un campo magnético de rotación con circuito de aire cerrado. En el espacio hay miles de ondas que no se sabe de qué son ni para que sirven. En este caso, se trata de una onda vibrante recta, de origen desconocido, sobre la que vamos descubriendo cosas a medida que investigamos. Por ejemplo, en las primeras máquinas que fabriqué, si bajaba las antenas, el aparato dejaba de funcionar, lo mismo que si lo recubría con una tela metálica. En definitva, lo que este aparato hace es convertir la energía de las ondas que captan las dos antenas en energía eléctrica“.

Sin entender nada, mirábamos la máquina por todas partes, queriendo descubrir el truco, algún enchufe que conectara la central a la red, pero fue inútil: no existía ningún cable que sirviera de acometida ni enlace exterior y nosotros damos cumplida fe de ello. Como si de un ritual se tratara, Honorio comenzó su demostración poniendo cara trascendente. Por si nos quedaba alguna duda, mojó con la boca el enchufe y lo conectó a continuación en la misma máquina. El milagro estaba servido. ­Justo encima de nuestras cabezas, 17 bombillas de 200W cada una empezaron a lucir!.

Honorio no hacía esfuerzo alguno por ocultar su entusiasmo, hablaba con vehemencia, pasando de un tema a otro, conectando y desconectando la pequeña central a cada momento para que comprobáramos su eficacia. “Nada por aquí, nada por allá; ni cables, ni conexiones, ni uranio, ni nada de nada“, comentaba jocosamente. “Con esto se podría dar luz a toda una ciudad. Solo habría que hacer una central más grande…Es lo que estamos intentando hacer en Cuba“.

En efecto, Honorio ha ido a la isla antillana, invitado por el Gobierno de Castro que, al enterarse de que este nuevo sistema de energía tiene un coste ínfimo, tanto de instalación como de mantenimiento, le ha encargado diseñar una enorme central que surtirá de energía eléctrica a la ciudad de Santiago.

Quisimos saber más y le preguntamos que otras aplicaciones podía tener su invento: “Esto sirve absolutamente para todo. Para todo lo que actualmente funciona con electricidad y para muchas otras cosas que funcionan con petróleo y sus derivados“, respondió un tanto molesto por lo que él entendía como una incomprensión de la trascendencia de su hallazgo. “También para los coches?”, insistimos. “Claro que sí, pero eso no conviene que se conozca… Hay muchos intereses. Nos han hecho creer que sin el petróleo no podemos vivir y eso es una mentira”. “Una empresa de automóviles iba a utilizar mi central para fabricar coches eléctricos. ­Fíjense qué beneficio tan grande para la humanidad y para el medio ambiente! ­Un coche que no contamina y encima nos sale prácticamente gratis!“, señala Honorio.

Efectivamente, hace algunos años estuvo en tratos con la compañía Ford, pero no llegaron a un acuerdo. “Lo que yo he descubierto lo puse en sus manos y lo rechazaron debido a intereses creados… Yo les habría dado el prototipo de una central capaz de mover un motor a mas de 8000 revoluciones y desarrollar una velocidad de 200 kilómetros por hora“.

Hace unos años, Honorio se paseaba por su ciudad a 50 kilómetros por hora en una camioneta equipada con un motor de su invención. Esto le causó algunos problemas con los directivos de la compañía eléctrica, quienes acudieron enseguida a que les contara su secreto y, de paso, a prohibirle salir a la calle con el vehículo.

Otro de los inventos geniales de Honorio es un teléfono para automóviles sin problemas de cobertura. De hecho, fuimos testigos de cómo una persona hablaba con un familiar a cientos de kilómetros desde un aparato que no estaba conectado a la red nacional de Telefónica. Honorio evita hablar de este asunto por los muchos problemas que le sobrevinieron a causa del casi mágico artilugio.

Se podría decir que hasta hace muy poco sus inventos no le habían causado más que disgustos. Hasta tuvo que pasar algunos días en la cárcel cuando, de forma totalmente casual, la noticia de su invento trascendió y llegó a conocimiento de las autoridades.

Fue un día en que toda la región quedó sin suministro eléctrico por una fuerte tormenta, para desesperación de los aficionados que seguían un partido de fútbol por televisión. Sin embargo, Honorio estaba en su casa completamente iluminada, sentado en su butaca viendo el encuentro. El propio alcalde fue a pedirle explicaciones del milagro. Y lo mismo que otros precursores dio con sus huesos en la cárcel por producir su propia energía.

Otra de las demostraciones que el inventor hizo fue usar su central para poner en marcha el rotor de un helicóptero que tiene delante de su casa, al que conectó una sierra con la que estuvo cortando troncos de madera de un grosor respetable con extraordinaria facilidad.

El invento de Honorio puede revolucionar la industria: un tipo de energía casi gratuita y no contaminante es la alternativa soñada por todos los ecologistas y defensores de la Naturaleza. Pero como el propio Honorio reconoce y nos repitió hasta la saciedad, “hay demasiados intereses económicos” que hacen inviable cualquier proyecto que los ponga en peligro. Solo así se explica que interesantes proyectos, auténticas experiencias piloto que estuvieron a punto de llevarse a cabo y que hubieran supuesto un gran avance para el ser humano, nunca llegaran a fructificar.

En cierta ocasión, el Gobierno Autónomo de Murcia, conocedor del increíble invento y de su alcance, se puso al habla con Honorio. Después de analizar debidamente el nuevo sistema para obtener energía, planificó utilizarlo para la instalación de una planta potabilizadora a partir del agua del mar.

Nuestra idea era construir una planta experimental con unas placas solares y con mi máquina. Utilizaríamos las placas para calentar el agua hasta 80 ¢ 90 grados y después, con la máquina y la planta, se produciría agua para riego y para beber. El proyecto estaba pensado para producir 40.000 ¢ 50.000 metros cúbicos por día“.

Sin embargo, al final todo se quedó en nada. El proyecto corrió la misma suerte que el que tiempo antes había estado a punto de poner en práctica la compañía FORD.

Parece increíble que regiones que año tras año ven mermados sus cultivos de regadío precisamente por carecer de la preciada agua, den marcha atrás a una empresa que posiblemente resolvería gran parte de sus problemas. ¿Por qué? ¿De quién vino en este caso la orden? ¨Si es porque el invento no funciona, ¿cómo se explica que altos cargos del Gobierno de la Comunidad Murciana propiciaran y acompañaran a Honorio en su primer viaje a Cuba para que lo pusiera en práctica allí?

Entretanto, él recibe visitas de todos los rincones del planeta. Sean físicos, ingenieros o simples curiosos, todos sin excepción no saben qué decir ante su caja misteriosa capaz de extraer electricidad de la atmósfera, “sin pilas, sin uranio, sin nada de nada”.

La mayoría de los técnicos quieren saber dónde ha estudiado electrónica y él suele responder: “Tengo muchos libros de electricidad y muy buenos, pero ninguno me sirve para esto. Mi descubrimiento va contra toda lógica”. (Magdalena del Amo-Freixedo. Fuente: ENIGMAS del Hombre y el Universo. Septiembre 96).

Este artículo me ha dado que pensar. Digo que me ha dado que pensar porque si bien es conocido que el hombre es capaz de extraer electricidad de la luz (células fotoeléctricas), ¿por qué no puede hacerlo del resto de las ondas electromagnéticas “no visibles”?

La luz es exactamente eso, una onda electromagnética con una frecuencia tan alta que sea visible al ojo humano. Si el invento de este señor se llegara a desarrollar…¿qué ocurriría? :

1.- Desaparecerían todas las centrales generadoras de electricidad: hidroeléctricas, fotoeléctricas, heólicas, nucleares, etc…

2.- La energía eléctrica pasaría a ser tremendamente gratuita, ya que no habría que pagar la generación de dicha energía, sino sólo la distribución y mantenimiento de la red de distribución. ¿Cuanto cuesta mantener un cable que está enterrado?

3.- ¿Quién necesita cantidades ingentes de energía? : la industria. Por lo tanto aquí tenemos una reducción más que significativa de los costes de producción de todos los artículos manufacturados.

4.- Desaparición de la dependencia de TODOS los combustibles fósiles. ¿Para qué se utilizan los combustibles fósiles? Sobre todo para el transporte. ¿No existen trenes eléctricos? ¿Por qué no existirían coches eléctricos? Actualmente hay prototipos de estos coches, pero su precio y prestaciones los hacen poco atractivos para el público. ¿Y el butano? ¿Y el propano?… Entonces, ¿por qué no se desarrolla el “descubrimiento” de Honorio? Seguro que habría alguien a quien esto no le acabaría de gustar: Los países productores de petróleo, las multinacionales automovilísticas, las compañías eléctricas (sobre todo privadas), etc…

Esto no es más que otro ejemplo de la descarada manipulación a la que estamos sometidos diariamente por parte de los poderes fácticos. Pensar en esto…

Fuente: http://arucasblog.blogspot.com/2011/05/la-maquina-de-energia-libre-de-honorio.html

Nikolai Kozyrev y su maquina de tiempo

El científico físico llamado Николай Козырев ( Nikolai Kozyrev) era un gran cientifico reconocido no solamente en la URSS sino en todo el mundo. Era un genio de física el cual estaba fascinado con las leyes de la naturaleza y el Universo.

Un dia Николай Козырев planto una teoría que impacto a todos. Dijo que se puede viajar en el tiempo a través de un espejo.

El espejo en realidad no refleja como nosotros lo pensamos, sino que dobla la luz que entra en el. Es decir, si yo tengo algun lazer super poderoso, con un espejo de bronce o de cobre puedo desviarlo en otra direccion. Esta funcion en realidad se llama doblar el rayo de lazer y como resultado se va en otra direccion. Aca abajo ustedes ven un invento del mismo Николай Козырев. Este es un espejo capaz de doblar casi todo que entrea en el. Las microondas, lazeres, rayos ultravioletas, practicamente todo incluyendo particulas del espacio. Un artefacto jamas creado por humanidad en aquellos tiempos y se conoce en todo el mundo como ” El Espejo De Kozyrev “

Pero Николай Козырев afirmaba que dependiendo de sustancias de metales que tenga el espejo, es lo que va poder reflejar y doblar. Y descubrio que el espejo segun las leyes de la fisica se puede crear espejos para reflejar y doblar absolutamente todo, incluyendo el tiempo.

Николай Козырев trabajaba en desarrollar un espejo que pueda doblar el tiempo a nivel microscópico  a través del cual aseguraba poder ver el futuro 10 segundos antes que todos los demás.

También plantaba una teoría que si un humano entra en un globo que en su interior va estar cubierto de estos espejos 100%, el tiempo del individuo comenzar a ir 10 veces mas rápido que el tiempo de los demás.

Lamentablemente Николай Козырев murió el 27 de febrero del año 1983 antes de completar el experimento. Y por mas que sus seguidores trataron de seguir este proyecto, nunca pudieron avanzar.

También lo intentaron hacer en laboratorios mas avanzados de EEUU, pero todos los experimentos han fracasados hasta el día de hoy.

 

Algunos creen que Nikolai Kozyrev tenia un talento especial, como Nikola Tesla y tal vez sean las leyes de la misma naturaleza, para que el hombre no pueda avanzar mas de lo que le es permitido.

Fuente

Nuevo “círculo de las cosechas” mostrando un motor de energía libre

El pasado 22 de Julio, un nuevo círculo de las cosecha apareció en Rozsec, cerca de Kunstatem, en la República checa, un emplazamiento extraño para el fenómeno de los círculos de las cosechas, pero consecuente con la tendencia de los últimos años al respecto de la expansión por más países. Este diseño, del que aún no se tienen fotografías aéreas, muestra unos círculos concéntricos central unidos a cuatro focos de los que salen segmentos de circunferencia en sentido contrario a las agujas del reloj. Lo interesante de esto, es comprobar cómo el diseño se asemeja a los aparatos sencillos de generación de energía libre. Veamos las imágenes.

1. Esta es la única fotografía aérea que se tiene del caso y que está tomada desde un prado cercano.

Rozse2013a

2. Si conseguimos ensanchar y agrandar la imagen conseguimos sacar el diagrama bidimensional que nos va a ayudar a decodificar el crop circle. Aquí ya lo vemos mejor.

CZ20130722_A_F

3. El diagrama se basa, como decíamos en varios círculos concéntricos de los que aparecen cuatro focos unidos a otros exteriores, exponiendo una disipación de un foco energético desde el centro hasta el borde exterior.

CZ20130722_A_G

4. Y ahí está la clave. Si observamos el diseño, esto se asemeja a los experimentos mas simples que podemos realizar al respecto de la integración de la energía magnética en los aparatos de electricidad más habituales. Si en vez de utilizar la energía eléctrica que llega por las tomas que todos tenemos en nuestro hogares, utilizáramos diferentes soluciones basadas en imanes, podríamos hacer mover muchos de los aparatos que tenemos en casa. Las pequeñas bobinas que tienen los aparatos eléctricos convencionales se activan por inducción electromagnética provocada por establecer diferentes imanes en posiciones muy determinadas. Veamos esta foto, y su parentesco con nuestro crop circle.

2500 3

Aquí vemos un ventilador desmontado que va a girar estableciendo imanes en las cuatro direcciones cardinales. La disipación de la energía seguirá las líneas de los campos electricos y magnéticos resultantes de la interacción de las bobinas y los imanes, igual que ocurre en el crop circle.

VIDEO:

Una nueva mención al magnetismo en el fenómeno de los crop circles, que parece mostrar una vez más su opinión ante la nefasta organización energética que tenemos en nuestro planeta, además de presentar una opción viable, la misma que en su día defendió Nicola Tesla.

Ufopolis 2013.

http://www.ufopolis.com/2013/07/nuevo-circulo-mostrando-un-motor-de-energia-libre/

http://maestroviejo.wordpress.com/