El biocombustible que mata de hambre a África

Para cumplir con los estándares en el desarrollo de los biocombustibles, los europeos argumentan millones de hectáreas de tierra africana para el cultivo de plantas utilizadas en su fabricación.A expensas de los cultivos de alimentos, las ONG denuncian.

Imagine el tamaño de Suiza – 4 millones de hectáreas – completamente cubierta por plantaciones para abastecer automóviles y centrales eléctricas. Esta es la cantidad de tierra utilizada hoy en día en África por Occidente para la producción de agrocombustibles. Los británicos están llevando, con un récord de 1,6 millones de hectáreas de tierra cultivada, seguidos por italianos, alemanes, franceses y estadounidenses.

Apuestan a las previsiones anunciadas en 2004 por el Instituto Copérnico de Amsterdam: si el mercado de la bioenergía debe desarrollarse, el continente con la mayor cantidad de tierras de cultivo a un precio bajo se convertirá en el mayor productor del mundo. Los 807 millones de hectáreas de tierra virgen en suelo africano son quince veces superiores a lo necesario para satisfacer las necesidades de biocombustibles de los próximos veinte años.

Los combustibles derivados de material vegetal

Especialmente la legislación europea que ha impulsado la demanda de biocombustibles. A partir de 2011, las estaciones de servicio de los Estados miembros tuvieron que aumentar gradualmente el porcentaje de bajo nivel de combustible de CO2: el bioetanol a la gasolina y el biodiesel para el diesel. El objetivo final es alcanzar el 10% en 2020. Las nuevas normas se aplican tanto a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero que la dependencia del petróleo, para sustituirlo por combustibles derivados del material vegetal.

Sin embargo, Europa no tiene suficientes tierras agrícolas para producir suficiente biocombustible. De acuerdo con el Instituto Europeo de Política Medioambiental , en Londres, una meta ambiciosa de las importaciones de agrocombustibles aumentará 10% por tres. Los suministros actuales de Asia y América Latina ya no es suficiente. África parece ser el nuevo Eldorado del programa “petróleo verde”: un combustible extraído principalmente de una planta nativa de América Central – Jatropha – cuyas semillas contienen un aceite con el que produce un motor diesel limpio.

Se revisaron aproximadamente 90 proyectos en más de 20 países africanos por 55 empresas, en su mayoría europeos. Unos 2,8 millones de hectáreas, más de dos tercios del total-son para el cultivo de jatropha. Digamos que hace cuatro años, el WWF siempre íbamos a llegar a los 2 millones de hectáreas en 2015 sólo …

Si el cultivo de jatropha es tan prolífico, es en parte debido a que el biodiesel en el futuro representará el 71% de las importaciones de agrocombustibles de la UE. Es también la consecuencia de la progresiva transporte “dieselización” camino. Muchos inversores ya establecidos en África esperan obtener una certificación en cuanto a la sostenibilidad del medio ambiente del aceite de jatropha, como lo exige la directiva de la UE sobre energías renovables .

Parte del iceberg

El número total de hectáreas, sin embargo, es sólo la punta del iceberg. Se ignora, en efecto, los proyectos locales, ni las grandes concesiones obtenidas por otros países: China, pero también Brasil y Malasia. En la mente, en África, en términos de cultivos para biocombustibles, estos países se están preparando para exportar al continente tan pronto como el aumento de los precios del petróleo y la abolición de los derechos de aduana sobre los productos de la UE locales, agrícolas permitirán que sus productos sean altamente competitivos.

Además, la expansión en el extranjero se siente alentado por muchos gobiernos africanos. Doce de ellos ya han firmado la carta conocida como la“OPEP verde” , una iniciativa que promueve la producción y el uso local de los biocombustibles para reducir las costosas importaciones de petróleo. El objetivo es lograr un ahorro significativo para la reinversión en la consolidación de la agricultura y la autosuficiencia alimentaria. Pero el programa se ve amenazada por la falta de una política pública eficaz.

De acuerdo con un informe de la Coalición Internacional, el 66% de los terrenos adquiridos en África tienen por objeto la producción de biocombustibles, frente a sólo el 15% de la producción de alimentos. De acuerdo con ese documento, el área total ocupada por agrocultures frôlerait los 19 millones de hectáreas. A nivel mundial, la sustitución de cultivos alimentarios para plantaciones energéticas contribuyeron a la subida drástica de los precios de los alimentos durante la hambruna de 2008. Esto fue suficiente para asegurar que las organizaciones humanitarias están azotando en la agro-energía.

Los inversores juro, por su parte, que la Jatropha – que crece con facilidad en las zonas áridas del planeta, no aptos para la agricultura – es la respuesta a las críticas de la sociedad civil. Sin embargo, los estudios de la FAOexperimentos, los conocimientos y de campo muestran que la jatropha requiere más agua de lo esperado para satisfacer las necesidades de la producción comercial, lo que arroja dudas sobre su sostenibilidad.

Para salvar su reputación y limitar los riesgos económicos, muchos inversionistas están interesados en los proyectos locales, a la espera de tiempos mejores para la exportación. ” Como resultado de la crisis financiera, los monocultivos de jatrofa más grandes han perdido tanto su atractivo y sus patrocinadores ”, dice Meghan Sapp, secretaria general de la red para promover la sostenibilidad de Asociados para el Euro-Africana de Energía Verde , con sede en Bruselas. Dijo que “ la UE debe aprovechar la oportunidad para financiar proyectos más pequeños como parte de suprograma de apoyo a la energía en África ”.

fuente: http://www.presseurop.eu/fr/content/article/1633741-le-bio-qui-affame-l-afrique

Recogido de: http://mundosinborregos.wordpress.com/2012/03/18/el-biocombustible-que-mata-de-hambre-a-africa/